El pasado domingo los habitantes del cantón de Ginebra, en Suiza, fueron llamados a votar en un referéndum.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El referéndum que se celebró en Ginebra, trataba de dilucidar diversas cuestiones económicas cruciales. Por un lado la aprobación de la baja por paternidad de dos semanas, pero también refrendar un salario mínimo de 23 francos la hora, casi 3.800 euros mensuales.

En cuanto al salario mínimo la aprobación fue del 58% de los votos. Así pues, una vez establecida la medida en Ginebra se cobrará 4.086 (unos 3.781 euros) mensuales por 41 horas de trabajo semanal.

De este modo, todos aquellos sueldos inferiores deberán ser revalorizados con respecto a la norma, ya que hasta ahora la fijación del salario mínimo se llevaba a cabo con independencia de cada sector profesional.

Este alza, comunica La Información, supondrá un beneficio para «cerca de 30.000 trabajadores», aunque «según el estudio ‘Economist Intelligence Unit’s Worldwide Cost of Living’, Ginebra es la séptima ciudad más cara del mundo y el salario medio es de 6.756 euros por lo que un salario mínimo de 3.781 euros parece lógico». 

Publicidad