«Cuántos más seáis más caso os van hacer» expuso uno de los fundadores de Glovo en referencia a que desde la empresa están pidiendo a los trabajadores que se manifiesten contra la ley de Trabajo que busca acabar con los falsos autónomos.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La multinacional Glovo, según informa Eldiario.es, organizó a lo largo de la pasada semana diversas reuniones telemáticas, «a través de Zoom», para tratar el tema de la nueva legislación elaborada por el Gobierno.

En estas, Sacha Michaud, uno de los fundadores de la empresa pidió a los mensajeros ue se organicen y agrupen en las asociaciones de repartidores afines a las empresas para reivindicar el modelo de autónomos: «Cuantos más seáis, más se os escuche a vosotros, más caso os van a hacer, porque sois la parte más importante de este debate», afirmó Michaud en la videollamada.

Las videollamadas, que contaron con la participación de Sacha Michaud, co-fundador de Glovo junto a Oscar Pierre, y con Miguel Ferrer, responsable de asuntos públicos de Glovo tuvieron una asistencia bastante grande, según explica el medio digital. «En la primera estaban conectadas unas 500 personas y es la del vídeo que compartió RidersxDerechos en Twitter. Dado que surgieron algunos problemas técnicos, la empresa repitió el encuentro digital el viernes por la tarde, con algo más de 400 personas conectadas».

De este modo se abrió la veda en la empresa para pedir que se siga fomentando el modelo de negocio de los falsos autónomos, ante la nueva regulación del Ministerio de Trabajo, que aún, como destacaron los directivos «se encuentra en fase de negociación en el diálogo social», y según sus propias encuestas «más del 70% dijo que quería ser autónomo».

Publicidad