El economista Carlos Sánchez Mato analiza el verdadero coste de rescatar los bancos con una importante reflexión final: «privatizarlos y olvidar la banca pública, es un disparate».

Se suele repetir la cifra de 60.000 millones de euros como coste del rescate bancario. Sin embargo, tal y como explica en su cuenta de Twitter el economista Carlos Sánchez Mato, de 2008 a 2019 las ayudas públicas han ascendido a 1,59 billones de euros (12% del PIB) y el coste que ya hemos tenido es de 80.040 millones (0’6% del PIB).

Image

El economista señala que esta información se está ocultando: «no veréis un informe público del Banco de España que recoja de manera conjunta todo». Y explica el por qué, señalando que «dedicar durante cada uno de estos últimos 12 años, el 12’11% del PIB a ayudas públicas al sector bancario, no es para presumir y se oculta.»

Image

«El coste del rescate bancario ha alcanzado los 80.040 millones de euros, el 0’61% del PIB acumulado de 2008 a 2019», señala Sánchez Mato, indicando que «no le apetece, ni al Banco de España ni al sector, reconocer un agujero que dijo el PP que no costaría nada.»

Se refiere el economista al que fue el discurso oficial del Gobierno: el rescate del sistema bancario no costaría «ni un euro» al contribuyente. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en junio de 2012, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso aseguró que era «un crédito a la banca que va a pagar la propia banca».

Luis De Guindos, ministro de economía, ya lo había dicho antes. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 11 de mayo de 2012 De Guindos quiso «especificarlo muy claramente» y sentenció que no había «un coste para los contribuyentes españoles» que era una «disponibilidad de recursos» que tenía «que ser reembolsable».

En agosto de aquel mismo año y también tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría explicó que el objetivo de la reestructuración del sistema financiero era que no le costase «un euro al contribuyente».

Image

Sánchez Mato señala que «se repite con machacona insistencia que ‘el rescate fue a las cajas de ahorro y los bancos no recibieron ayudas'», pero sentencia que «es falso».
«Los bancos se han beneficiado del 46% de las ayudas y del 24% del coste del rescate», expone.

Image
Image

La denuncia del economista va más allá, entrando en el terreno de lo social: «Cuando te digan que no hay pasta para el escudo social, puedes recordárselo». «Serán los mismos que defienden que no es momento de cobrarles más impuestos a los bancos ni a quienes más tienen. Mientras, las ayudas públicas continúan y el coste del rescate bancario sigue creciendo», vaticina.

Image

Sánchez Mato reflexiona también con una pregunta que se ha realizado en muchas ocasiones durante estas últimas semanas: «¿Hay que dejar caer a los bancos cuando tienen problemas?». La respuesta es tajante: «No, porque se llevarían por delante los ahorros de la gente». Aunque explica que es lo que se está haciendo mal: «Si las rescatamos y ponemos dinero público, privatizarlas y olvidar la banca pública es un disparate».


«Lo de Bankia no tiene un pase», sentencia en economista.

Publicidad