El magnate ha sido declarado culpable de violación en tercer grado

El productor Harvey Weinstein ha sido declarado culpable por dos cargos, incluido uno por violación, en el proceso abierto contra él en Nueva York y que encendió la chispa del movimiento ‘MeToo’.

El productor violó a la actriz Jessica Mann en 2013 y de haber forzado a tener un acto sexual a la ayudante de producción Miriam Haleyi en 2006. Además, el pasado mes de enero, la Fiscalía del condado de Los Ángeles le acusó también de haber violado presuntamente a una mujer y haber agredido sexualmente a otra.

El jurado llevaba deliberando desde el pasado martes 18 de febrero, y llevaban cinco jornadas en las que habían requerido, en numerosas ocasiones, de información y asesoramiento sobre los cargos y las pruebas relacionadas con las denunciantes.

Harvey Weinstein había pactado un preacuerdo de 25 millones de dólares con las más de 30 actrices y ex empleadas de su estudio que le acusaban de acoso sexual y violación. El trato, adelantado por The New York Times, no incluiría un reconocimiento de mal comportamiento por parte de Weinstein.

El final del juicio es un momento decisivo para el movimiento ‘MeToo’ contra el acoso y la discriminación a mujeres, que se despertó en el otoño de 2017, cuando dos reportajes de ‘The New York Times’ y ’The New Yorker’ revelaron decenas de casos de abusos y violación de Weinstein contra actrices, modelos o empleadas de su productora.

El futuro de Weinstein queda ahora en manos del juez del caso, James Burke, que ahora deberá fijar una fecha para dictar una condena.

Publicidad