Ciudadanos se está quitando la careta a velocidad de vértigo. El líder autonómico de la Comunidad de Madrid de la formación naranja, Ignacio Aguado, ha tenido 48 horas de ajetreo ultraderechista. 

La noche del sábado, en medio de la celebración del Orgullo LGTBI, Aguado escribía un tweet llamando fascistas a los manifestantes de la comunidad que recriminaron a los miembros de Ciudadanos su acercamiento a la ultraderecha, lo que conlleva un recorte de libertades.

«Los fascistas pueden disfrazarse de muchas cosas, pero es fácil indentificarles porque todos comparten el mismo patrón«, indicaba Aguado.

Poco más de 24 horas después, Aguado e Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP a la Comunidad de Madrid, han llegado a un acuerdo para gobernar la región con un Ejecutivo de coalición. Según este acuerdo, la candidata a la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid será Díaz Ayuso y Ciudadanos ocupará la vicepresidencia y portavocía.

Sin embargo, las dos formaciones necesitan el apoyo de Vox para que su proyecto vea la luz, ya que la extrema derecha aportaría 12 escaños, superando los 67 que marcan la mayoría.

Rocío Monasterio, líder madrileña de Vox, ha calificado de «vergonzoso» que PP y Cs hayan cerrado su pacto mientras PP y Vox negociaban detalles del suyo. Ante esta situación, Ignacio Aguado pide a la formación de ultraderecha que entren en razón y se unan a la derecha: «Llamo a la responsabilidad a los dirigentes de Vox, que permitan que arranque la legislatura«. indicó.

Aguado subraya que «la legislatura es muy larga, son cuatro años donde fuimos capaces de ponernos de acuerdo todas las formaciones políticas y habrá momentos, ocasiones puntuales, donde haya que hablar» y señala que ya no tiene «inconveniente en sentarme con Vox«. El poder está ya cerca y su olor es más fuerte que la perdida de votos que supone la tan eludida foto con la ultraderecha. Habemus Gobierno en la Comunidad de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.