Instagram, la red social centrada en fotografía que forma parte de Facebook, ha sucumbido ante la presión de la extrema derecha española, que se ha organizado para forzar la cancelación de la cuenta oficial de Spanish Revolution.

La cuenta contaba con más de 116 000 seguidores y estaba centrada en la defensa de derechos humanos y la denuncia de situaciones de abuso o injusticia social. Esta situación pone de manifiesto el poder que están ganando los intolerantes y como las organizaciones están sucumbiendo ante la extrema derecha y sus presiones.

El bloqueo se produjo desde la movilización ultra organizada por la cuenta @patriotas_esp, donde se jactaron de ello comentándolo en la propia cuenta. «Lo hemos conseguido. Gracias a todos por acabar con estas dictaduras de pensamiento único«, fue el comentario.

La situación comenzó cuando se bloqueó al usuario @enriquelopez_es tras sus comentarios ofensivos hacia las personas inmigrantes en una publicación en Instagram de Spanish Revolution. Se le avisó que iba a ser bloqueado y este contestó que iba a conseguir bloquear la cuenta de SR. De hecho, en su cuenta de Twitter, Enrique López, se alegra de haber pedido el cierre de la cuenta porque «una cuenta así de sectaria e intolerante no debería existir».

Y efectivamente desde @patriotas_esp animaron a reportar la cuenta hasta conseguir desactivarla.

Enrique López en una entrevista del YouTuber Luc Loren

Se han tomado las medidas oportunas para restituir la cuenta, contactando directamente con Instagram y se tomarán las medidas legales necesarias para denunciar este tipo de situaciones.


Ayúdanos a seguir ofreciendo Spanish Revolution
Transparencia económica - Sin tu ayuda, Spanish Revolution desaparecerá