Inteligencia artificial para aumentar la resiliencia ante los desastres climáticos