Janet Yellen, ¿una paloma al frente de la economía estadounidense?