Un anciano de 89 años ha fallecido, resultando herida también su cuidadora, de 58 años, tras el atropello de un VTC.

Las condiciones laborales precarias, con jornadas maratonianas de trabajo frente al volante, hacen que muchos conductores de las empresas de VTC provoquen accidentes de circulación graves en la conducción.

Debido a estas situaciones de abuso, un anciano de 89 años ha muerto este viernes tras ser atropellado por un Vehículo de Transporte con Conductor (VTC) cuyo conductor se quedó dormido, según han informado fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

El fallecido es un anciano de 89 años, resultando herida también su cuidadora, de 58 años. Ambos estaban cruzando la calle Evangelista, en Sevilla. Ambos fueron atendidos in situ por el 061 y trasladados a un hospital de la capital andaluza, pero el hombre falleció poco después y la mujer continúa internada, aunque su estado no reviste gravedad.

Según las investigaciones de la Policía Local, el conductor del VTC, un varón de 39 años, pudo dormirse durante unos segundos sin percatarse de la presencia de los peatones que cruzaban la calle a paso muy lento, ha informado el Ayuntamiento de Sevilla.

El conductor reconoció que tras varias horas de trabajo al volante, por somnolencia, pudo sufrir un microsueño y despertarse con el golpe a los peatones, a quienes no había visto, y las pruebas de alcoholemia arrojaron un resultado negativo.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.