La cadena de Sarasola, Room Mate, mantiene la cesión de seis establecimientos al Ejecutivo regional para atender a personal sanitario e internos de residencias de mayores.

Kike Sarasola (Madrid, 1963), el empresario que aloja a Isabel Díaz Ayuso desde hace dos meses en dos apartamentos de lujo de su propiedad, está confinado en Colombia y desde allí se comunica con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con el que ha llegado a un acuerdo de colaboración «público-privada» para ceder sus hoteles.

Sarasola fue uno de los primeros empresarios que se ofreció a medicalizar establecimientos. Asegura que lo hace «de forma desinteresada» y para alojar a personas mayores, personal sanitario y turistas que no pueden volver a su país. El Gobierno de Ayuso valora en casi 25 euros por paciente y día los gastos de limpieza, lavandería, restauración y recogida de residuos, y ha llegado a presupuestar en 309.396,99 euros lo que le costará mantener abierto uno solo de esos hoteles.

El portal de Contratación de la Comunidad de Madrid publicó este martes un documento en el que se señalaba que la cadena hotelera Room Mate Group, propiedad de Kike Sarasola, habría sido presuntamente beneficiaria de un contrato por valor de 565.179,64 euros adjudicado por parte del gobierno regional.

Este contrato, según indica el medio, ha sido borrado, un hecho que ha provocando toda clase de especulaciones. ElPlural.com se ha puesto en contacto con el entorno de Ayuso, y estas fuentes aseguran que dicha adjudicación se debe a un “error” y que el contrato es solo para La Coordinadora del Tercer Sector, por un valor de 218,585,06 euros, que ascendería a 240.443,57 euros con el IVA.

La Fiscalía pide 4 años de cárcel para Kike Sarasola

El Área de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid solicitó el año pasado cuatro años de prisión para Kike Sarasola, su hermano Fernando y la madre de ambos, por un delito contra la Hacienda Pública por la actividad de varias sociedades opacas que puso en marcha el empresario, según los datos de ElDiario.es.

La madre de Kike Sarasola habría cometido un delito relativo al Impuesto sobre Renta de las Personas Físicas correspondiente a 2002, y en el caso de los dos hombres, al Impuesto de Sucesiones.

Las cuotas defraudadas a la Hacienda Pública ascienden a 916.452,10 euros en el Impuesto de Sucesiones por cada uno de los hijos del fallecido.

Diez años en pérdidas

Según informa también ElDiario.es, la cuenta de resultados de Room Mate lleva diez años en pérdidas debido a las deudas contraídas y a las inversiones para expandir la cadena por todo el mundo. Aunque sus ingresos aumentan año a año y el beneficio bruto operativo ya está en números negros —5,1 millones en 2019, según sus propios datos— el resultado arroja una historia diferente.

Siempre según el diario, en 2018 las pérdidas consolidadas ascendieron a 7,3 millones. En 2017, a 8,4. En 2016, a más de 10. ROSP Corunna entró haciéndose con el 20% de la empresa hace más de diez años, pero elevó su participación al 30% en 2013, tras la intervención de Caja Castilla-La Mancha, que poseía el 10% del capital.

Publicidad