Carola Rackete, la capitana del barco humanitario Sea Watch 3 presentó hoy una querella contra el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, al que acusa de difamación y de poner en peligro su seguridad por criminalizarla. El texto reconstruye la «campaña de desprestigio» que el ministro ha llevado a cabo contra la ONG Sea-Watch durante semanas.

La querella fue depositada a través del abogado de Rackete en la Fiscalía de Roma. En ella se solicita el secuestro de las páginas oficiales del líder ultraderechista en Facebook y Twitter alegando que incitan al odio. 

De igual forma, acusa a Salvini de «difamación agravada» e «instigación a delinquir», por las amenazas, incluso de violación, que recibió la joven alemana en redes sociales y de parte de una multitud de exaltados cuando atracó su barco en Lampedusa. Se detallan hasta 22 ofensas del dirigente ultra contra Rackete, de 31 años, contenidas en sus vídeos en directo en Facebook, en Twitter y en entrevistas de televisión.

Se incluye una fotografía publicada por Salvini, en la que el ministro aparece junto con un grupo de mujeres en uniforme y debajo la foto de la joven alemana con las palabras «una criminal«, lo que «tiene la connotación de peligro público y recuerda a los carteles de ‘Se busca’, en lo que supone una instigación pública a cometer un delito«.

Salvini ha calificado «pública y repetidamente» a Rackete como «chulita, fuera de la ley, cómplice de traficantes, potencial asesina, criminal, delincuente, pirata«, entre otros insultos, lo que ha puesto en peligro su seguridad personal y la ha expuesto a posibles agresiones.

La presentación de la denuncia contra Salvini no ha frenado la verborrea del ultraderechista, que anoche volvió a la carga en un vídeo en directo en Facebook, donde se mofa de «Carola, la comunista alemana«. «Atención, ha llegado la señorita Carola que me quiere cerrar las redes. No hay límite para lo ridículo. ¿Entonces ahora solo puedo usar Instagram?«.

«Vodka, rublos y dólares para olvidar«, escribe Salvini, que se burla así de la querella de la capitana y la investigación que la fiscalía de Milán ha abierto por supuesta financiación con dinero ruso de su partido, la Liga.


Ayúdanos a seguir ofreciendo Spanish Revolution
Transparencia económica - Sin tu ayuda, Spanish Revolution desaparecerá