El PSOE ya había renunciado a subir el SMI a 1000 euros en 2020

La CEOE se posiciona y muestra claramente sus cartas de cara a la consulta que le hará el Gobierno antes de que acabe el año para fijar la cuantía del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2020 y el los próximos años de gobierno. La CEOE dirá ‘no’ a Pedro Sánchez cuando en diciembre les traslade sus planes para el SMI.

La patronal no apoyará un nuevo incremento de este sueldo legal de referencia basándose en la evolución plana del Índice de Precios de Consumo (IPC) en 2019 y en las previsiones de enfriamiento y ralentización de la economía para 2020, según señala La Información, que ha tenido acceso a notas de la organización.

Sánchez se saltó el diálogo con los sindicatos y la patronal para pactar directamente con Pablo Iglesias una subida del SMI del 22,3% en 2019, hasta los 900 euros mensuales, a cambio del apoyo de Unidas Podemos a los Presupuestos, que finalmente fracasaron y acabaron por tumbar la legislatura y precipitar las elecciones del 28-A. Pero los tiempos han cambiado y la moderación del PSOE puede traer sorpresas en forma de concesiones insesperadas a las agrupaciones.

Pinta mal, pues el PSOE ya había renunciado a subir el SMI a 1000 euros en 2020, cambiándolo por su intención de subirlo progresivamente a lo largo de la legislatura hasta alcanzar los 1.200 euros mensuales en 2023. Una medida para sacar rédito electoral.

La subida del Salario Mínimo implica el alza de las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social en la misma proporción. Un encarecimiento de la contratación que los empresarios parece que no quieren asumir, aunque signifique una mejora en la vida de los empleados.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.