La derecha «de piel fina» pone el grito en el cielo porque Yolanda Díaz llama «funcionarios públicos» a los militares