Ciudadanos alcanzó su cota máxima de inscritos en marzo de 2018 con casi 160.000. La cifra incluía a  simpatizantes y como los afiliados. Estos últimos, que se diferencian porque pagan cuota, rozaban los 32.500. Según los datos aportados por la dirección de Ciudadanos a la Cadena Ser, en el último año el descenso de afiliados ha sido del 4,5%, hasta situar el número total actual en cerca de los 31.000.

Sin embargo, otras fuentes extraoficiales consultadas por el mismo medio, aseguran que el descenso en el número de militantes en algunas zonas del país se sitúa “en la media” del 24%. En la región de Aragón la afiliación ha caído un 20%, pero en Canarias se habla incluso de un 30% de la militancia que ha decidido borrarse del partido. Provincias como Barcelona han pasado de 3.031 a 2.087 militantes, lo que supone una caída del 31%, según los últimos datos de los que disponen estas fuentes internas consultadas por la Ser.

Las encuestas certifican la situación.

Las encuestas resaltan la caída de la formación liderada por Rivera. Según los sondeos publicados este domingo, la formación naranja perdería entre 23 y 16 escaños, siendo el partido más castigado en los comicios de noviembre frente a la subida de PSOE y PP y la resistencia de Unidas Podemos.

El diario El País publicó una encuesta elaborada según la cual Ciudadanos pasaría de los 57 escaños actuales y el 15,9% de los votos a 34 escaños y un 13,3%. Según esta encuesta, la suma de PSOE y Unidas Podemos obtendría 170 asientos, más que ahora, y podrían gobernar solos si llegan a entenderse.

La Vanguardia publica otro sondeo que escupe un resultado similar. El PSOE ganaría con 134 escaños, con Ciudadanos en tercera posición con 41. El partido de Rivera es de nuevo el más castigado perdiendo 16 asientos.

Motivos del castigo de los votantes

La decepción tras la deriva de la formación naranja hacia la derecha podría ser la razón principal de esta difícil situación para Ciudadanos. Su fácil entendimiento tanto con el Partido Popular como con la extrema derecha de Vox es difícil de comprender para un votante moderado cuando se cerró la posibilidad de Gobierno con el PSOE.

También tiene que ver en esta caída la imagen dada por sus dirigentes, con continuas dimisiones. La semana pasada dimitían el diputado Francisco de la Torre y el eurodiputado Javier Nart. Estas renuncias se suman a las del célebre catedrático de Derecho constitucional y fundador de Ciudadanos Francesc de Carreras, el economista Toni Roldán, el filólogo y también fundador Xavier Pericay y a la del exrector de la Universidad de Oviedo Juan Vázquez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.