Se hace eco de una información que señala que Rusia ofreció al expresidente trasladar a Cataluña a 10.000 soldados y pagar la deuda catalana durante la época del procés.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La embajada rusa en España ha recibido con sorna la información sobre los supuestos contactos del independentismo catalán con el Gobierno de Vladimir Putin para que este enviase 10.000 soldados a Carles Puigdemont durante la época del procés.

«Ojo, la información aparecida en los medios españoles sobre la llegada de 10.000 soldados rusos a Cataluña está incompleta», ha escrito la embajada este miércoles en su cuenta de Twitter.

Se hacía eco de esta manera de la noticia de que el juez que investiga el desvío de fondos públicos para costear los gastos de Puigdemont en Bélgica sospecha que, días antes de la DUI, Rusia ofreció al expresidente trasladar a Cataluña a 10.000 soldados y pagar la deuda catalana.

“Hace falta añadir dos ceros al número de soldados y lo más impactante de esta conspiración: las tropas deberían ser transportadas por aviones “Mosca” y “Chato” ensamblados en Cataluña durante la Guerra Civil y escondidos en un lugar seguro de la Cierra Catalana hasta recibir a través de publicaciones la orden cifrada de actuar”, señalaba el escrito, lleno de humor.

Según un información (que ha despertado la hilaridad de la embajada), el supuesto interlocutor con Rusia fue según el juez, Víctor Terradellas, exresponsable de relaciones internacionales de CDC y presidente de la Fundación CatMón, que también está investigado en la misma causa por el supuesto desvío de fondos de la Diputación de Barcelona hacia el partido.

Terradellas habría explicado a Puigdemont el 24 de octubre de 2017 que su contacto en Rusia había ofrecido contar con 10.000 soldados y pagar toda la deuda catalana, una petición que el President rechazó. “Es va cagar les calces” (se cagó en las bragas), según dijo Terradellas.

El ex presidente de la Generalitat Quim Torra no ha dudado en comentar también en Twitter y también con ironía el mensaje de la embajada rusa: “No creo que se vea nunca más una cosa parecida en la diplomacia internacional”, ha señalado.

Publicidad