Female doctor holding application form while consulting patient

Para muchos estadounidenses, el coste de la atención médica significa el gasto de todos sus ahorros y, a menudo, la razón para declararse en bancarrota.

Un nuevo estudio acaba de certificar que el 66.5 % de todas las declaraciones de bancarrota de los estadounidenses estaban relacionadas con problemas médicos. Según las investigaciones, se calcula que unas 530 000 familias se declaran en bancarrota cada año debido a problemas médicos y facturas.

Otras razones incluyen hipotecas o ejecuciones hipotecarias inasequibles (45 %); seguido de gastar o vivir por encima de lo que se ingresa, (44.4 %), ayudando a amigos o familiares (28.4 %); préstamos estudiantiles (25.4 %); o divorcio o separación (24,4).

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio no es suficiente

La cantidad de ciudadanos que mencionaron los problemas médicos como una razón que contribuyó a su bancarrota en realidad aumentó ligeramente después de la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y Protección del Paciente firmada por Obama: 67.5 % en los tres años posteriores a la adopción de la ley frente al 65.5 % anterior.

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés) es la ley de reforma del sistema de salud que fue aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Obama el 23 de marzo de 2010. Esta ley exige que la mayoría de los planes de seguro médico cubran una amplia gama de servicios preventivos, como pruebas para detectar enfermedades y vacunas, sin cobrar un copago ni otras cuotas. Esta cobertura incluye todos los servicios preventivos recomendados por el Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF), el Comité Asesor sobre las Prácticas de Vacunación de los CDC (ACIP) y la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA), de conformidad con el asesoramiento de organizaciones como la Academia Americana de Pediatría (a través del acuerdo cooperativo Bright Futures) y las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina, que se conocían antes como el Instituto de Medicina (IOM).

«La culpa de la falta de mejora es la imposibilidad de muchas familias para contratar un seguro de salud adecuado», según un coautor de la investigación, el Dr. David U. Himmelstein, profesor en el Hunter College y fundador del grupo de defensa Médicos para un programa nacional de salud.

“A menos que usted sea Jeff Bezos, las personas no tienen muy buenas alternativas, porque el seguro que está disponible y asequible para las personas, o que la mayoría de los empleadores les proporcionan, no es una protección adecuada si está enfermo”, dijo Himmelstein.

La mayoría de las familias no tienen suficiente dinero ahorrado para una emergencia simple, y mucho menos miles de dólares en costos médicos inesperados. Un estudio reciente del sitio web de finanzas personales Bankrate encontró que solo el 40 por ciento de los estadounidenses han ahorrado lo suficiente para cubrir un gasto de emergencia de 1,000 dólares.

Tú eres nuestro mejor medio de difusión. Difunde la palabra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.