La marca de ropa Fred Perry exige a los ultraderechistas que dejen de usar sus prendas, que no tienen nada que ver con ellos, y detiene las ventas de un polo en Estados Unidos y Canadá.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La marca de moda Fred Perry ha retirado uno de sus famosos diseños de polos después de que se asociara con una organización de extrema derecha. La compañía ha detenido las ventas del top negro y amarillo en los Estados Unidos y Canadá, luego de que fuera adoptado por la organización neofascista Proud Boys.

En un comunicado publicado en su sitio web , Fred Perry dijo que era «increíblemente frustrante que este grupo se haya apropiado de nuestra camisa» y «haya subvertido nuestra corona de laurel para sus propios fines».

La empresa señaló que aunque buscaba representar la inclusión y la diversidad, “hemos visto que la camiseta» estaba «adquiriendo un significado nuevo y muy diferente en Norteamérica como resultado de su asociación con los Proud Boys».

“Para ser absolutamente claro, si ve algún material o producto de Proud Boys con nuestra corona de laurel o cualquier artículo relacionado con el color negro y amarillo, no tienen absolutamente nada que ver con nosotros y estamos trabajando con nuestros abogados para perseguir cualquier uso ilegal de nuestra marca».

Un fundador de clase obrera

Fred Perry fue fundado en 1952 por el campeón de tenis de Wimbledon del mismo nombre y ha sido adoptado por varias subculturas. En los años 60 y 70 su polo se asoció con el movimiento skinhead.

Sin embargo, la marca se ha pronunciado repetidamente en contra de su uso por parte de grupos de extrema derecha. «Francamente, no podemos expresar nuestra desaprobación con mejores palabras que nuestro presidente cuando fue interrogado en 2017», declararon.

«Fred era hijo de un diputado socialista de clase trabajadora que se convirtió en campeón mundial de tenis en un momento en que el tenis era un deporte elitista. Comenzó un negocio con un empresario judío de Europa del Este», señalan. «No, no apoyamos los ideales ni el grupo del que hablas. Va en contra de nuestras creencias y de las personas con las que trabajamos «.

Publicidad