Un experto de la ONU afirma haberse puesto en contacto con las autoridades británicas para pedir explicaciones, pero rechazan cualquier acusación de tortura.

Nils Melzer, el relator especial sobre tortura de la ONU, ha denunciado que Julian Assange, el fundador de WikiLeaks que fue detenido el 11 de abril en la Embajada de Ecuador en Londres, está siendo sometido a torturas psicológicas que representan un peligro para su vida, según comentó en una entrevista a Sonntagsblick.

El experto de la ONU ha destacado que se violan los derechos procesales de Assange, que no puede comunicarse con sus abogados estadounidenses ni tiene acceso a los archivos. A ello se une el estrés asociado a la videovigilancia constante de 24 horas, que lo ha vuelto muy vulnerable. 

«No hay base para el estricto régimen penitenciario. Un arresto domiciliario también sería suficiente para evitar el escape. Acumulativamente, esta práctica profundamente arbitraria conduce a una sobreestimulación nerviosa constante que, según muestra la experiencia, puede provocar un colapso circulatorio, una crisis nerviosa o incluso la muerte. Sin rastro de sangre. Se trata de una tortura blanca», ha subrayado Melzer.

Meltzer asegura haberse puesto en contacto con las autoridades británicas en dos ocasiones para tratar esta cuestión, pero la respuesta fue breve: rechazan cualquier acusación de tortura.

Estados Unidos acusa a Assange de presunta conspiración. Le imputan 17 nuevos cargos, entre ellos violación de la Ley de Espionaje, lo que podría valerle una condena de hasta 175 años de prisión. Una decisión judicial en febrero determinará si será extraditado a solicitud de los Estados Unidos.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.