La pandemia: una nueva carta para el humanismo