La polémica por la presencia de Cs en la marcha del Orgullo del pasado fin de semana en Madrid sigue levantando polvo y ha servido esta vez de excusa a sus socios políticos de ultraderecha, Vox Andalucía, para volver a cuestionar las subvenciones públicas a los colectivos LGTBI.

Según la formación ultraderechista, estas entidades carecen de utilidad social y fomentan una visión “política sectaria y frentista de la realidad” y se dedican a “agredir” a quienes “piensan de una forma diferente”, de ahí que haya que “plantearse” esas ayudas.

La formación ya incluyó en su programa electoral el recorte de subvenciones a estas entidades y a las asociaciones feministas, acusando a ambas de actuar como una suerte de lobby de la “ideología de género”

Finalmente, en el acuerdo para facilitar la investidura del candidato del PP a la Presidencia de la Junta su tesis fue incluida de una forma más suavizada, bajo la forma de no subvencionar a entidades que carezcan de utilidad social o pública. No se concreta, no obstante, quién valora o decide esta utilidad y parece que es la propia formación de Ultraderecha quien lo hace.

El portavoz parlamentario y líder de facto de la formación en Andalucía, Alejandro Hernández, ha encontrado la ocasión perfecta tras la exagerada denuncia de Ciudadanos ante la fiscalía para plantear de nuevo el tema, poniendo en el punto de mira de esa carencia de utilidad a las entidades LGTBI.

Hernández ha condenado las “agresiones” que, ha dicho, sufrieron los representantes de Cs en la Marcha del Orgullo y consideró “poco afortunado” conceder subvenciones a aquellos que “se dedican a agredir a representantes públicos porque no piensan igual que ellos en determinados asuntos”. 

Estamos convencidos de que esas agresiones no son expresivas del sentir de esas personas que tienen una orientación diferente a la orientación heterosexual, sea cual sea”, apuntó el portavoz parlamentario, que continuó diciendo que “es momento de plantearse hasta qué punto hay que seguir subvencionando a entidades que no fomentan la defensa de determinados derechos sino una visión política sectaria y frentista”.


Ayúdanos a seguir ofreciendo Spanish Revolution
Transparencia económica - Sin tu ayuda, Spanish Revolution desaparecerá