La presidenta sorda de una mesa en A Coruña: Lo acepto para destruir barreras