La Policía Nacional ha detenido en Cuarte de Huelva (Zaragoza) a un negacionista de la Covid por incitar al odio y a la violencia contra los políticos y sanitarios en redes sociales y difundir datos falsos de la situación de la pandemia.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La flagrante sinvergonzoneria y la falta de respeto por la salud pública y la integridad de las personas del detenido está recorriendo la prensa internacional como ejemplo de magufismo.

La detención del hombre de 38 años se ha llevado a cabo tras la acusación de delitos de usurpación de funciones públicas, amenazas, incitación al odio, a la violencia y un delito contra la integridad moral a través de las redes sociales, así como calumnias contra autoridades y funcionarios públicos.

Uno de los mensajes más alarmantes y ejemplo de lo que difundía en sus redes sociales, que ha sido el encabezado del medio francés Euronews, es una frase que incita al odio y a la violencia: “A los que estén pensando en suicidarse… cargaos a un político antes”.

En sus perfiles públicos, bajo una apariencia fiable, se hizo pasar por un responsable del Instituto de Salud Carlos III y así, con mayor aceptación entre los lectores, poder difundir datos falsos relacionados con el COVID.

De este modo, urgió y llamó, bajo el paraguas de este ficticio perfil, a residencias de ancianos, hospitales, clubes de fútbol e incluso medios de comunicación. Así consiguió de forma reiterada hacer caer a las entidades en equívocos sobre sus resultados PCR.

Además, para evitar ser rastreado por la policía el detenido acabó creándose varios perfiles desde los que difundir la desinformación. Del mismo modo utilizó redes y distintas tarjetas SIM extranjeras.

Para él detenido «todo se solucionaría con un tiro en la nuca a Pedro Sánchez”, o con «prenderle fuego al colegio de médicos» y “si no tuviera padres, hace meses que habría matado a un covidiota. Son gente ignorante y mala que merece morir”.

De hecho, incluso, llegó a amenazar con quemar la sede de un periódico aragonés, pero asegura EFE que estas amenazas se extendieron incluso a sanitarios, a título individual, con nombre y apellidos.

Finalmente, la operación, coordinada por la Comisaría General de Información y que ha durado varias semanas, se saldó hace días con la detención del hombre.

Publicidad