Las redes sociales llevan nuevos inversores a los mercados