El festival que han organizado las asociaciones de vecinos para homenajear a Luis y a Pedro Pastor ha sido todo un éxito. El concierto-concentración ha tenido un lleno total de público en el aparcamiento de la urbanización Rosa Luxemburgo de Aravaca después de que el Ayuntamiento vetase al cantautor y su hijo en las fiestas de dicho municipio madrileño.

La periodista Olga Rodríguez y el actor Carlos Olalla leyeron un manifiesto para, después, continuar con las actuaciones de Los Fesser, Ismael Serrano, La Mare, Luis Ramiro o Rozalén.

Este acto solidario fue organizado por las asociaciones Acrola y Osa Mayor de Aravaca y se celebró bajo el lema «Cultura sin censura». El lugar se abarrotó y las redes se poblaron de mensajes en apoyo a los cantantes acompañados del hashtag #NoALaCensura.

Llama la atención, sobre todo, la comparación entre las fiestas oficiales de Aravaca y el concierto-concentración en apoyo de los autores. La afluencia de público a las fiestas organizadas por el ayuntamiento del PP y Ciudadanos brilló por su ausencia y muchos usuarios de la red social Twitter han querido comparar los dos eventos.

El socialista Ángel Gabilondo acudió al acto «para reivindicar la libertad de creación, la libertad de expresión y para saber que una de las claves de la libertad social del progreso social es la libertad de pensamiento, de conciencia y de creación». Según él, «lo que se quiere es controlar, domesticar esa libertad de creación y de conciencia. Me parece que tenemos que ser muy cuidadosos, cautelosos y contundentes en la defensa de esos derechos y apoyar a nuestros creadores, nuestros cantantes, escritores, poetas, autores de teatro, músicos… Y por eso estamos aquí».

Juan Carlos Monedero también acudió y ha expresado en sus redes sociales que no van a consentir que «el PP nos regrese la censura del fascismo». De este modo, ha querido sumarse a esta concentración: «Nos vemos en Aravaca a cantar por la democracia con Luis y Pedro Pastor».

Almeida y el Aquelarre

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, indicó que la izquierda quiso montar un «aquelarre» con el concierto-protesta después de que la Junta de Moncloa-Aravaca suspendiera el recital de la programación inicial. Puntualizó que respetaba el concierto convocado, pero también recordaba que «el Ayuntamiento de Madrid tiene todo el derecho del mundo a establecer en función de criterios artísticos y de interés de los vecinos quienes deben ser los artistas que actúen en las fiestas de cada uno de los distritos». Un mal perder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.