La defensa de los jóvenes acusa a Abascal de un «grosero e inmoral menosprecio a la presunción de inocencia»

El problema de hacer juicios de valor sobre acusaciones al aire o sentencias no firmes es que se puede meter en un barrizal del que es muy difícil salir después. El partido de extrema derecha Vox y, sobre todo, su líder, Santiago Abascal, se metieron en uno de estos barrizales al acusar directamente de violación a tres estudiantes afganos, detenidos a principios de mes por su presunta implicación en una agresión sexual a tres hermanas estadounidenses.

Ahora, la defensa de estos tres jóvenes ha enviado un requerimiento al líder de VOX, Santiago Abascal, en el que pide que «se desdiga públicamente y se retracte» de los comentarios racistas vertidos contra ellos.

El letrado Melecio Castaño, que el pasado 20 de enero solicitó el archivo del caso ante las dudas que han suscitado las declaraciones de las mujeres y su falta de colaboración con la justicia, ha recordado que Abascal se refirió a sus defendidos durante el debate de investidura de Pedro Sánchez asegurando que habían sido puestos en libertad en un país que sufre «una plaga de agresiones en manada» por parte de ciudadanos extranjeros.

De esta forma, Castaño le ha remitido un requerimiento en el que le advierte de que si no se retracta de sus palabras, estudiará el inicio de «acciones judiciales» para defender la reputación de los chicos.

Sus declaraciones, señala el escrito, muestran un «grosero e inmoral menosprecio a la presunción de inocencia», suponen una «calumnia de forma irresponsable» contra los chicos y «mancilla su honor ante toda España».

En su opinión, Abascal utilizó a sus clientes para «apuntalar su discurso» racista haciendo «un uso ruin» de la noticia de la supuesta violación.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.