Los científicos sudafricanos que detectaron la nueva variante de covid-19 comparten sus hallazgos