A poco menos de dos semanas del debate de investidura, en el PSOE dan un nuevo paso para evitar un gobierno de coalición con Unidas Podemos. La situación se está convirtiendo en una suerte de moneda al aíre en la que los socialistas esperan que salga cara en alguna de sus intentivas de gobierno monocolor, pero la suerte esquiva siempre les regala una cruz.

En una carta, diputados socialistas piden al PP que se abstenga para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. Se trata de 66 socialistas en total que secundan el escrito bajo el título ‘Un camino difícil y honorable» en el que reclaman a los conservadores «reciprocidad«. 

«No nos abstuvimos para que gobernara Rajoy, sino para que España tuviera un gobierno«, dicen los parlamentarios socialistas que se abstuvieron. En el texto recalcan que lo «sensato» sería modificar la Constitución para evitar que haya bloqueos, pero aseguran que, dado que no ha sido posible hacer en estos tres años ni lo es ahora, tengan el mismo gesto que ellos tuvieron en 2016, pese a la crisis interna que supuso.

La carta no está firmada por Pedro Sánchez, que votó ‘no’ a la investidura de Rajoy, sino por diputados que se abstuvieron en aquella ocasión como Pedro Saura, Ignacio Urquizu o Rafael Simancas.

El periodista Antonio Maestre llamaba la atención hoy en la red social Twitter por lo ilógico que resulta este comportamiento en un gobierno que se supone de izquierda y lanzaba una pregunta: «¿Pero de verdad puedes decirte que eres de izquierdas sin sonrojarte con estos bochornos?»

La respuesta del PP

En el PP no están por la labor de facilitar un gobierno de monocolor. Pablo Casado, tras reunirse ayer con Sánchez, ya adelantó que no se abstendrán. Y, tras la carta, fuentes del partido recuerdan que Sánchez acabó yéndose para no dar luz verde a Rajoy y se opuso frontalmente a la abstención del PSOE.

«Hasta el punto de que dimitió como diputado en 2016 para no tener que abstenerse en la elección de Rajoy como Presidente del Gobierno. Margarita Robles, Meritxel Batet o Juan Cruz, por ejemplo, votaron no en esa investidura«.

Le reprochan al candidato el PSOE que «buscó el apoyo de los partidos independentistas para echar a Rajoy y hacerse con la presidencia del Gobierno en la moción de censura, rompiendo ese espíritu de colaboración constitucionalista al que ahora apelan los diputados socialistas«.

El número 2 del partido, Teodoro García Egea, ha insistido en ello en Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.