El Gobierno incrementa la inversión en el sistema de becas en un 22% hasta alcanzar 1.900 millones de euros para más de 600.000 beneficiarios el próximo curso 2020-2021.

Manuel Castells, ministro de Universidades, incrementará en 386 millones de euros la cifra destinada a becas, lo que supone un aumento del 22% en la inversión para el curso 2020-2021. Con este incremento, la cifra total invertida en el Sistema Estatal de becas y Ayudas al estudio es de más de 1.900 millones de euros que beneficiarán a 625.514 estudiantes el próximo curso. De ellos, 372.240 son de niveles no universitarios y 252.274 en grados y master universitarios. 

De esta forma, Castells revertirá las medidas adoptadas en 2012 por el Partido Popular y afianzará las becas como un derecho subjetivo basado en la renta que asegure la igualdad de oportunidades para todos los y las estudiantes, independientemente de sus circunstancias económicas y sociales.

La reforma se basa en cuatro puntos principales: la modificación de los requisitos académicos; la elevación del umbral 1 hasta equipararlo prácticamente al umbral de la pobreza; la elevación de las cuantías fijas en 100 euros y las mejoras en becas y ayudas a personas con discapacidad.

El objetivo de esta reforma es democratizar el derecho a la educación y aumentar sustancialmente el número de estudiantes que acceden a las universidades en función de un criterio de situación socioeconómica.

Se benefician directamente 252.274 estudiantes universitarios/as de Grado y Máster. Se trata de estudiantes que o bien se les sube una cuantía de las dos cuantías fijas o bien empiezan a recibir beca por eliminar requisitos o aumentar umbral de pobreza. 

Estas medidas se plasmarán en un Real Decreto de umbrales que ambos ministerios presentarán en las próximas semanas al Observatorio Universitario de Becas y Ayudas al Estudio.

Principales puntos de la reforma

Reforma de los requisitos académicos

Las becas para estudiar grado y estudios no universitarios exigirán el aprobado del curso anterior y se eliminarán los requisitos suplementarios que actualmente exigen determinadas calificaciones. Con esta medida se revierte el criterio introducido en 2012, que endureció los requisitos académicos y dejó fuera del sistema de becas a muchos estudiantes que carecen de medios económicos para continuar sus estudios. Se reducirá la nota de acceso a becas no universitarias del 5,5 al 5 y se accederá a becas de grado con el aprobado de un porcentaje de créditos, eliminando la nota media exigida. Con la nueva medida se beneficiará a 61.059 estudiantes. En el caso de universidades, se estima que esta medida beneficiará a 54.853 becarios y becarias universitarias de Grado. 

Elevación del umbral 1 hasta casi equipararlo al umbral de la pobreza

Este umbral económico, que no se actualizaba desde el curso 2010‐2011 y no se había adaptado al contexto económico, permitirá a los estudiantes de las familias con menos recursos acceder a la beca completa (matrícula, cuantía fija de renta, cuantía de residencia en su caso y cuantía variable). Con esta medida se beneficiará a 161.603 personas. 

Estos umbrales económicos no se actualizan desde el curso 2010-11 y no se han adaptado al contexto económico cambiante que se ha producido en la última década en nuestro país (inflación, salario mínimo interprofesional, etc.). Se produce, con la reforma actual, una equiparación del umbral 1 al umbral de pobreza que implica, en la práctica, elevar el umbral de renta de manera muy considerable y aumentar, por tanto, la cobertura a las familias con menos recursos económicos, que pasarían del umbral 2 al umbral 1, y que accederían a la cuantía fija ligada a la renta.

En el caso del ámbito universitario, se estima que esta medida, aisladamente de las otras medidas, beneficiaría a 71.155 becarios y becarias universitarios de Grado (65.627) y Máster (5.528).

Elevación de las cuantías fijas en 100 euros

Con el objetivo de que las cuantías de las becas se acerquen progresivamente a los costes reales de los estudios postobligatorios, se elevará en 100 euros la cuantía fija de renta que obtienen los estudiantes del umbral 1, la cuantía fija de residencia que obtienen los estudiantes que residen fuera de su municipio y la denominada beca básica que se concede a determinados estudios no universitarios. Con esta medida se beneficiarán 513.620 alumnos y alumnas.

En el caso de las universidades, se aumenta también en 100 euros las cuantías por beca para alumnado de Grado y Máster. Con esta medida se pretende que las cuantías de las becas se acerquen progresivamente a los costes reales que supone seguir estudios postobligatorios y reforzar así su papel de apoyo a la verdadera igualdad de oportunidades en el acceso a la educación. La reforma actual aumenta la cuantía fija ligada a la renta del o de la estudiante (pasaría de 1600 a 1700 euros), que es la que recibe el estudiantado con menos recursos (umbral 1). Además, se prevé un aumento de 100 euros de la cuantía fija ligada a la residencia que obtienen aquellas personas que residen fuera de su municipio (pasaría de 1500 euros a 1600 euros). En el caso de que la persona reúna requisitos para ambos tipos becas, las cuantías serán acumulativas y no excluyentes. 

El estudiantado universitario beneficiado con esta medida es el siguiente: 

  • Por la elevación de la cuantía fija de renta: 89.376 becarios y becarias de Grado (81.198) y Máster (8.178).
  • Por la elevación de la cuantía fija de residencia: 85.996 becarios y becarias de Grado (78.144) y Máster (7.852).

Impacto agregado en el ámbito universitario

En el ámbito universitario se produce un aumento también del 22% el presupuesto de becas universitarias para Grados y Máster. En total, el Ministerio de Universidades incrementa en 179 millones de euros la inversión en becas universitarias. 

El impacto agregado de las medidas citadas para el estudiantado universitario hace que prácticamente se duplique el número de estudiantes que podrán acceder a una beca completa, ya sea porque estaban en el umbral 2 y al incrementar el umbral 1 tienen acceso a la beca completa o porque ya cumplían los requisitos de renta (umbral 1) pero no obtuvieron la beca completa porque no cumplían los requisitos académicos. De esta manera, en el curso 2020-21 el número de estudiantes de Grado y Máster que recibirán beca completa será de 175.945 mientras que actualmente lo reciben 89.376, es decir, se duplica la cifra de personas beneficiarias. En total, se benefician directamente 252.274 estudiantes universitarios/as de Grado y Máster. Se trata de estudiantes que o bien se les sube una cuantía de las dos cuantías fijas o bien empiezan a recibir beca por eliminar requisitos o aumentar umbral de pobreza.

Aumenta la inversión en personas con discapacidad

El alumnado con Trastorno del Espectro Autista (TEA) reconocido mediante certificado podrá acceder a la convocatoria de ayudas para estudiantes con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAEs). Hasta ahora solo podían acceder a este tipo de ayudas las personas con un grado de discapacidad del 33% reconocido. En el caso de estudios universitarios, en la presente reforma se propone cubrir el coste completo anual que tienen las matrículas de estudiantes con discapacidad de la UNED. Por tanto, solo para estudios universitarios, esta medida tendría un coste estimado de 3.726.401,98 euros y beneficiaría a 4.737 estudiantes con discapacidad, alcanzando un total de más de 6 millones de euros. 

Una reforma para invertir las becas en quien más las necesita

Se trata de una reforma integral del sistema de becas que aumenta considerablemente el número de personas beneficiarias y democratiza los criterios de acceso a las prestaciones, con el objetivo de que las becas estén invertidas en quien más lo necesita. Como consecuencia, se democratiza a su vez el acceso a la Educación, también a la Educación Superior, uno de los factores de salud democrática de las sociedades. 

El incremento presupuestario de los últimos años va a permitir que se atienda a la mayor parte de las familias afectadas por la crisis del Covid-19 que son solicitantes de becas y ayudas al estudio. La reforma de los requisitos académicos aumenta la previsibilidad del acceso a las becas lo cual es muy importante en estos momentos de incertidumbre y la elevación del umbral 1 permitirá a muchas familias alcanzar becas completas.

Además, se van a modificar temporalmente los criterios de reintegro de becas para adaptarlos a la anómala situación académica del final del curso 2019-2020. 

Publicidad