“Nos alimentaremos mutuamente, redistribuiremos la riqueza, haremos huelga», publicó en su muro de Instagram.

Britney Spears, con una fortuna de 34 millones de euros según Forbes y una de las principales generadoras de dinero durante las últimas dos décadas al sistema a través del mundo de la música, ha dado un giro completo a su visión capitalista y ha abrazado el comunismo.

Al menos eso es lo que se desprende de su último e impactante mensaje a través de su cuenta de Instagram llamando a la unión de los seres humanos como especie y al reparto de la riqueza.

“Nos alimentaremos mutuamente, redistribuiremos la riqueza, haremos huelga. Comprenderemos nuestra propia importancia desde los lugares donde debemos permanecer. La comunión va más allá de los muros. Todavía podemos estar juntos”, es lo que publicó.

Dejando a un lado lo ridículo que suenan sus palabras en una máquina de hacer dinero como Spears, lo cierto es que la cantante solo citaba a un texto de la artista hongkonesa Mimi Zhu, muy aficionada a compartir pensamientos de este tipo en la red. El texto continúa “Llama a tus seres queridos, escribe cartas de amor virtuales”. Tecnologías como la comunicación virtual, el streaming y la radiodifusión son parte de nuestra colaboración comunitaria”.

El pie de foto de la publicación es, además, de tres emojis de una rosa roja, símbolo internacional del socialismo. El partido Socialistas Democráticos de América (DSA) ha sido rápido en aplaudir a la cantante con el eslogan “¡Es Britney, camarada!”.

Publicidad