Al menos 306 personas que iban a abstenerse han donado su voto a hijos de migrantes sin nacionalidad que lo han solicitado.

Hijos de inmigrantes que residen en España pero no tienen la nacionalidad española han podido ejercer su derecho a voto, aunque de forma indirecta, a través de ciudadanos que tienen pensado abstenerse en estos comicios. 

Con motivo de las elecciones generales, este colectivo ha vuelto a poner en marcha la campaña #VotarEsUnDerecho con la que denuncian «las trabas y obstáculos» que tienen los hijos de inmigrantes para conseguir la nacionalidad española. La impulsora de la campaña, Safia El Aaddam, ha denunciado el «racismo institucional» que sufre el colectivo y el «retraso» de la burocracia española en los trámites de la nacionalidad.

El Aaddam es hija de inmigrantes marroquíes y, a pesar de que nació en España aún no tiene la nacionalidad lo que le impide el derecho al voto aunque vive aquí desde hace más de 20 años. Lleva intentando tenerla desde los 18 años, pero le piden hacer el examen del Instituto Cervantes, que es obligatorio superar y tiene un coste económico. 

A través de la página web votaresunderecho.es, toda persona que lo desee puede ‘donar’ su voto, mientras que quienes no pueden votar por su situación administrativa pueden ‘recibirlo’ de los que lo donan. Se trata de una base de datos que pone en contacto a gente que teniendo el derecho prefiere no votar, con personas que quieren votar, pero no pueden.

En la convocatoria del 28 de abril —cuando la iniciativa #VotarEsUnDerecho ya se lanzó—, fue precisamente durante los últimos días cuando las solicitudes y donaciones de voto «se dispararon», tal y como ha precisado la joven. En aquella ocasión, más de 1.600 hijos de inmigrantes sin la nacionalidad solicitaron poder votar a través de esta plataforma, y unas 900 personas dieron su voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.