Domínguez aún está pendiente de sentarse en el banquillo de los acusados por el ataque con bengalas contra la mezquita de la M-30

La portavoz del grupo fascista Hogar Social Madrid, Melisa Domínguez, ha sido citada a declarar como investigada el próximo 3 de marzo por el asalto a la sede del PSOE el pasado 10 de enero

La jueza acaba de abrir diligencias tras estudiar el atestado presentado por la Policía por un presunto delito de resistencia a agentes de la autoridad y la denuncia del PSOE, por un presunto delito de allanamiento. El primero de los delitos está castigado con entre uno y cuatro años de cárcel; el segundo, con entre seis meses y un año y multa. 

La ocupación de la recepción del PSOE, sobre las 14:30 horas de aquel 10 de enero, estuvo protagonizada por una quincena de personas, que se sentaron en el suelo sin llegar a traspasar los tornos de seguridad. Una parte del colectivo ha intentó asaltar la sede del PSOE en la calle Ferraz, tras ser desalojados de la antigua sede de Comisiones Obreras en donde residían, al grito de «ayudas sociales para los nacionales».

El propio partido señaló en sus redes sociales que «frente a la intolerancia, más fuerza y convicción de nuestros principios socialistas». «Somos y seguiremos siendo el dique de contención ante la extrema derecha», inciden los socialistas.

Se le acumulan los problemas a Domínguez, quien aún está pendiente de sentarse en el banquillo de los acusados por el ataque con bengalas contra la mezquita de la M-30 en Madrid el 22 de marzo de 2016. El fiscal pide tres años de cárcel para Domínguez por un delito de odio al ser la única participante que justificó el ataque ante los medios de comunicación.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.