El estreno de Vox en el Congreso de los Diputados no está siendo lo que el partido esperaba (ellos quizás sean más de entrar al hemiciclo gritando «¡Quieto todo el mundo!) ya que todo apunta a que Pedro Sánchez será investido presidente.

The CeяvantesFAQs

A la derecha, la ultraderecha y la ultra-ultraderecha esto no les ha sentado muy bien, por lo que sea, y llevan unos días pidiendo toda clase de disparatados boicot al inminente LEVIATÁN COMUNISTA, en palabras de Santiago Abascal.

Por eso no se sabe cómo va a afrontar el líder del grupo filofascista su primera tarea parlamentaria. Y como en Spanish Revolution somos mucho de echar una mano, hemos pensado en facilitarle mucho la cosa enseñándole las dos opciones a las que parece que se enfrenta alguien como él, no muy acostumbrado a lo que viene siendo la democracia.

Una de ellas es llamar a un golpe de estado, que es algo a lo que sabemos que le tiene bastante aprecio, que últimamente le hemos visto en compañía de la oposición boliviana que ha tomado el poder ilegítimamente y Biblia en mano. Pero, claro, de todos es conocido el tremendo odio que Vox tiene a los golpistas, ¿no? Por eso creemos que la única opción posible que le queda es la perfectamente legítima de echar unas buenas lágrimas de facha. Esperamos que sea esa por la que se decante, ya verá cómo no pasa nada, que incluso los supremachistas como él también lloran. Y lo a gusto que se queda uno.

Descárgate la foto y compártela en tus redes sociales
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.