Ayer lunes, en el día de la acción global por un aborto legal y seguro, las mujeres de Ecuador se movilizaron por su despenalización.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Las críticas a la Iglésia y al Estado fueron constantes mientras se coreaba al unísono «Madres por decisión, no por violación» o «Saquen sus rosarios de nuestros ovarios» en la capital de Ecuador, Quito.

Las entrevistadas por diversos medios locales alegaban de forma reiterada a la lucha de sus abuelas y de sus madres para todo avance en el ámbito de la mujer.

Cristina Cachahuayco, una de las activistas que participó en la manifestación de Quito, comentó a Efe que la marcha del 28-S, «es una fecha icónica para el feminismo porque es una jornada mundial de lucha por la despenalización del aborto».

Los riesgos para la salud de no llevarse a cabo esta reforma son múltiples, ya que no se garantiza la seguridad, la salud y el bienestar de, no solamente aquellas mujeres que deseen abortar, si no de tantas mujeres violadas a las que por ley no se les permite llevar a cabo dicha práctica.

Publicidad