Rocío de Meer ha saltado a primera plana política pero no por sus méritos oratorios, sino por haber recibido una saupuesta pedrada durante un mitin. Explicamos quién es De Meer.

Rocío de Meer, la diputada más joven de Vox, con 30 años, ha saltado a las páginas de los diarios españoles por una presunta agresión sufrida durante un mitin en Sestao. Pero, alejándonos un poco de si es cierto o no que alguien le lanzó una «piedra del tamaño de un huevo», conozcamos un poco a esta diputada de extrema derecha.

Nacida en Madrid, se licenció en Derecho y opositó al cuerpo diplomático. Entró en contacto con el partido a través de Santiago Abascal, al que conoció en la Fundación Denaes, una asociación para la Defensa de la Nación Española que dirigía el ahora líder de Vox, cuando era presidenta de la Sociedad de Debates en la Universidad Complutense.

Casada con un militar que estuvo destinado en Irak, actualmente vive a caballo entre Madrid y Almería, provincia por la que fue elegida diputada. Algunas de sus frases más conocidas son «Saquen sus manos de nuestros hijos», alegando que cuando Unidas Podemos reclamaba enseñanza pública gratuita de 0 a 3 años, en realidad lo que quería era “adoctrinar” a los niños de esa edad y a los bebés en “ideología de género” y en “neomarxismo”; o «que la verdadera discriminación en este país son los 100.000 niños que no nacen cada año por medir pocos milímetros, o por tener enfermedades o malas condiciones genéticas».

El hombre debe «proteger y cuidar a la mujer»

Otra de sus intervenciones más llamativas fue durante un mitin en Almería, en el que la diputada de la formación de extrema derecha alegó que echa de menos al “genuino caballero español”.

De Meer ha exaltado los buenos modales de este individuo, educado para ceder el paso y “proteger y cuidar a la mujer”. En contraposición, ha criticado la figura del aliado masculino que “reclaman las feministas”.

Pero, por si no fuera suficiente, durante su intervención en el mitin de ultraderecha parafraseó un artículo dedicado en 1949 por Camilo José Cela al fundador de la Legión, Millán Astray. Además, leyó también un extracto de un poema del jesuita Ramón Cué, autor de Caudillo triunfador, una exaltación explícita a Francisco Franco.

«Los niños se crían mejor con su madre y su padre»

Rocío de Meer, suele cargar contra el feminismo y las ideologías de género. Firme defensora de lo que considera «familia tradicional», llegó a señalar desde el Parlamento que la familia «2s la institución más fructífera de la historia de la humanidad, y, según numerosos estudios, los niños se crían mejor con su madre y su padre».

Como solución a la despoblación, De Meer ha calificado la situación de España de «emergencia» y de «infierno» demográfico y ha subrayado que la solución pasa por la «defensa de la familia natural». De Meer acusó también a la izquierda de querer «destruir a la familia», invirtiendo más «en políticas de la muerte», como el aborto.

Un golpe de estado

De Meer generaba otra gran polémica hace unos días después de sugerir una especie de golpe de estado. “Hoy más que nunca, es hora de recordarle al ejército que la nación no es lo mismo que el Estado. Y que ellos juraron lo primero”, escribía en Twitter. “Aunque la inmensa mayoría de ellos , jamás lo han olvidado”, añadía además en un segundo mensaje.

Mensajes de Rocío de Meer.

La diputada ultra, ante la oleada de críticas que recibió, escribió un tercer tuit lavándose las manos: “Para todos los bots de #YoApoyoEsteGobierno que preguntáis si proponga un golpe de estado, siento decepcionaros, pero lo que hago es denunciarlo. Ese que apoyáis.»

Abuelo militar Franquista

Carlos de Meer de Ribera, abuelo de Rocío, fue un coronel de Caballería del Ejército español. Fue director de Gabinete del entonces presidente del Gobierno, Carrero Blanco, y Gobernador Civil de Baleares y subdirector de Acción Cultural y del Libro. Entre sus destinos militares más «destacados» está el Regimiento de la Guardia del general Franco, los Servicios de Inteligencia o el Estado Mayor Central. Además, ha sido jefe del Regimiento de Caballería Montesa con sede en Ceuta.

Durante el Golpe de Estado de Antonio Tejero, estaba destinado en el Estado Mayor de la División de Caballería Pavía Nº 4 y decidió ir a su destino y esperar órdenes. En el juicio del Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 fue abogado defensor del capitán Francisco Dusmet García-Figueras de la División Acorazada y en 1986 fue juzgado por un tribunal militar en Sevilla, acusado de un delito de conspiración para la rebelión por haber realizado un viaje a Libia para entrevistarse con Gaddafi, aunque al no haber pruebas suficientes, finalmente sólo se le condenó por un delito de abandono de residencia.

Publicidad