El cantaor lamenta que cuatro décadas después no se haya modificado el código penal a pesar de las promesas que hicieron entonces los políticos.

El 20 de octubre de 1982, el cantaor flamenco José Domínguez Muñoz, apodado «El Cabrero», ingresó en prisión «por un mecagoendios». Fue condenado a dos meses entre rejas.

Los hechos se remontan a 1980 cuando actuaba en Alcolea (Córdoba) y tuvo un fallo de voz. Domínguez comunicó a su público que no iba a seguir cantando, momento en el que una pequeña parte del público comenzó a berrear en alusión a su condición de pastor de cabras. El artista se retiró del tablao con un: «Mecagoendios».

La Guardia Civil redactó un atestado y un juzgado le condenó por blasfemia a cinco meses a la sombra, que luego quedarían en dos tras un recurso de sus abogados y finalmente solo pasaría 22 días en la prisión de Dos Hermanas por la presión social de diferentes colectivos.

El artista sevillano ha recordado su paso por la cárcel tras el juicio por el mismo «delito» contra el actor Willy Toledo por unos mensajes en Facebook en los que se cagó en Dios y en la Virgen.

«Soy ateo y me cago en Dios todos los días cada vez que se me cae un plato en un dedo gordo del pie, como hacemos la mayoría de ciudadanos. Voy a seguir diciendo todo aquello que me salga de las orejas decir», señaló Toledo antes de declarar en un juicio que ha quedado visto para sentencia.

El cantaor lamenta que cuatro décadas después no se haya modificado el código penal a pesar de las promesas que hicieron entonces los políticos.

El artículo 525.1 del CP señala que «Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican».

En su perfil de Twitter, el cantaor explica que «me metieron en la cárcel por un mecagoendios. Han pasado casi 40 años y hoy se juzga a Willy Toledo por el mismo «delito». Entonces dijeron los políticos que iban a modificar el código penal porque se montó eso: ladedios. Se ve que no han tenido tiempo».

El tuit va acompañado de un recorte de prensa con el titular «Organismos internacionales gestionan la libertad de El Cabrero» y en el que se puede ver dos fotografías suyas y un texto que explica el proceso judicial por el que finalmente entró en prisión.

Publicidad