«Sirvió para llenar horas y horas de mentiras y calumnias en las tertulias», denuncia Echenique.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El juez de Madrid que investiga a Podemos, Juan José Escalonilla, ha anulado las diligencias que él mismo solicitó para esclarecer cuatro contratos del partido con la consultora portuguesa ADB Europa correspondientes a las elecciones generales que se celebraron en abril de 2019, según informa en exclusiva Eldiario.es.

El magistrado ha anulado las diligencias que solicitó sobre cuatro contratos con la consultora, después de que el Tribunal de Cuentas haya certificado una actividad real en la campaña de abril del pasado año.

El Tribunal de Cuentas, escribe el juez, no ha «apreciado irregularidad alguna en los gastos efectuados por el partido político Unidas Podemos en base a los contratos formalizados con ABD Europa LDA», cuya matriz está en Brasil. En el auto Escalonilla añade: «No cabe sino concluir en la inexistencia de indicios racionales acreditativos de que dichos contratos aportados por el denunciante, de fecha 25 de febrero, 19 de marzo, 12 de abril y 3 de mayo de 2019, se traten de contratos simulados».

Asimismo, Escalonilla indica que “no cabe sino concluir en la inexistencia de indicios racionales acreditativos de que dichos contratos aportados por el denunciante, de fecha 25 de febrero, 19 de marzo, 12 de abril y 3 de mayo de 2019, se traten de contratos simulados”, abunda la información.

Pablo Echenique, secretario de Programas de Podemos, se ha hecho eco de esta noticia. “Otra acusación falsa contra Podemos archivada. Ya he perdido la cuenta de cuántas van. Sirvió, por supuesto, para llenar horas y horas de mentiras y calumnias en las tertulias. Tendremos suerte si la rectificación ocupa 5 segundos. Difama, que algo queda”.

Publicidad