En el equipo de Magdalena Valerio aseguran que el anuncio se ha producido sin que Trabajo “se haya puesto a trabajar lo más mínimo” en el asunto.

El Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha concedido una entrevista a El Diario en la que ha dejado varias perlas, entre ellas la idea de no tener un gobierno de coalición con Unidas Podemos, su rechazo frontal a la celebración en Cataluña de un referendum de autodeterminación y la insistencia de aplicar la polémica ‘mochila austriaca’.

Sobre este último punto, Sánchez indica que «los economistas plantean la mochila austriaca como una forma complementaria de mejorar la necesidad de formarse de los trabajadores y trabajadoras de manera continua». «En todo caso, eso lo incorporamos en la agenda de cambio a principios de este año y desde luego estaremos abiertos a explorar esta u otras formas de reforma de las políticas de formación de las políticas activas de empleo para los próximos cuatro años», indica el presidente en funciones.

«Nosotros hemos empezado a resolver este problema, hemos empezado a hablar con los agentes sociales, hemos empezado a reforzar las conexiones entre la formación profesional y la formación continua, y es evidente que una de las grandes reformas estructurales que necesitamos para la próxima legislatura es reformar las políticas de formación».

La decisión de incluir esta medida en el plan económico de Pedro Sánchez partió exclusivamente de la ministra de Economía con la connivencia de Sánchez, sin embargo, la medida no ha tenido una buena acogida en el Ministerio de Trabajo, según revelan a Confidencial Digital altos cargos del departamento.

En el equipo de Magdalena Valerio aseguran que el anuncio se ha producido sin que Trabajo, máximo competente en esta materia, “se haya puesto a trabajar lo más mínimo” en el asunto, y “sin haber comunicado esta intención a los sindicatos y a la patronal”.

ECD ha podido confirmar también que el Ministerio de Trabajo consiguió de Economía, para no enfadar en exceso a los agentes sociales, que dejara claro en la redacción de la medida que “se abordará en el marco del diálogo social para que su diseño y aprobación cuente con los mayores consensos posibles”.

El punto de acuerdo entre ambos departamentos ha consistido en una “redacción ambigua y menos comprometida”, que deje margen a la negociación con la patronal y los sindicatos, lo que augura a la propuesta “un difícil parto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.