El Premio Nobel argentino Adolfo Pérez Esquivel pidió hoy al mundo levantar la voz para salvarle la vida al fundador de WikiLeaks Julian Assange, al considerar que su extradición a Estados Unidos es una condena a muerte.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Preso desde hace 17 meses en Londres, a Assange le tienen un juicio abierto por difundir en Wikileaks miles de documentos secretos de la diplomacia y los militares norteamericanos, entre ellos varios archivos que exponen crímenes de guerra cometidos en Iraq y Afganistán.

Después de seis años refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, -donde lo visité personalmente-, y tras ser expulsado por el gobierno de Lenin Moreno y entregado a la policía británica, Assange hoy tiene serios problemas de salud, señaló Pérez Esquivel en diálogo con Prensa Latina.

El defensor de derechos humanos y activista social subrayó que su posible extradición a suelo norteamericano es una condena a muerte porque si lo juzgan, lo sentenciarán a 175 años de prisión por los 17 cargos de espionaje de los cuales se le acusa.

Esto es una condena a muerte, reiteró el premio Nobel tras pedir a los medios de comunicación en el mundo y a los periodistas con consciencias que levanten su voz porque esto pone en peligro lo que es la libertad de información en el mundo.

Hay que alzar la voz en el mundo para salvarle la vida a Assange y se respete su integridad física, manifestó Pérez Esquivel tras pedir una vez más por la inmediata libertad del periodista y ciberactivista, encarcelado hoy en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, en el este de Londres.

Fuente original: PrensaLatina

Publicidad