El medio difundió una noticia cargando contra menores extranjeros cuya realidad dista mucho de lo indicado.

La xenofobia ha sido uno de los detonantes del ascenso de la ultraderecha en España y su uso durante la campaña del 10N ha acabado con el partido de extrema derecha Vox en el Parlamento con una fuerza desconocida en toda Europa para un partido ultra.  

La prensa ha tenido parte de culpa de esta situación al alarmar a la población por situaciones no representativas que llenaban portadas, abrían telediarios y daban visitas a los medios. Un ejemplo claro de ello nos lo acaba de dar El Heraldo de Aragón.

«Herido grave tras ser agredido por menas en el casco viejo». Con estas palabras difundía a través de Twitter una noticia el medio la pasada semana, dando a entender que menores extranjeros habían agredido brutalmente a un transeúnte.

La realidad dista mucho de lo que cuenta el periódico de Aragón. Lo sorprendente es que al entrar en la noticia ya puede verse que el artículo no se titula así: «Detenidos cuatro menores por la agresión a un transeúnte que los amenazó con un mazo en el casco viejo de Huesca». Algo que dista mucho de lo publicado en la red social, ya que se habla de que el transeúnte agredido amenazó previamente a los menores con un mazo. 

El cuerpo de la noticia todavía se aleja más de lo que se difundió en redes sociales. «La víctima es un transeúnte conocido de la Policía y que va dando tumbos de una ciudad a otra», se señala. «Ya había causado problemas a lo largo de la tarde y provocado varias intervenciones policiales. La primera por una pelea en la que estuvo implicado. A consecuencia de la misma se le rompió un diente, pero no quiso presentar denuncia. Luego dejó su vehículo aparcado en medio de la calle. Tuvo que intervenir la Policía, que lo sancionó (no tenía la documentación en regla) y se lo llevó con una grúa», añade el redactor.

«Más tarde se presentó en casa de los menas con un objeto contundente, al parecer un martillo, y golpeó en la puerta. Los menores salieron y entonces se montó una trifulca. Según ha podido saber este periódico, gracias a la colaboración ciudadana el incidente no pasó a mayores», se indica en la noticia.

Como puede comprobarse, el transeúnte del que se habla en la noticia ya estaba causando problemas y metiéndose en peleas antes del incidente con los menores extranjeros, pero todo esto se obvió al considerar que la gente no entraría tanto a leer la noticia. Al fin y al cabo, la verdad no vende tanto y el racismo es algo que últimamente ha encontrado un nicho de actualidad y un sitio en el Congreso de los Diputados. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.