La creación de una direccción general de Bienestar Animal, que dependerá de Unidas Podemos, puede ser la puntilla final a esta «fiesta» basada en el sufrimiento animal.

En el reparto de competencias ministeriales firmado por el PSOE y Unidas Podemos se contempla la creación de una dirección general de Bienestar Animal, que dependerá de la vicepresidencia social de Pablo Iglesias. De esta forma, a los problemas internos de la tauromaquia por su inestable estructura económica y la falta de unidad real, se suma la lucha desde el Gobierno por dejar por fin el sufrimiento animal en espectáculos pagados por todos.

Se trata de un ámbito en el que se deberá afrontar el debate sobre la tauromaquia, un asunto que ambos partidos evitaron en su programa de gobierno. Podemos no pide expresamente la abolición, pero sí promueve eliminar las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia. Durante la campaña sostuvieron que con ellos en el Gobierno se establecería la máxima de «ni un euro de dinero público ni protección cultural a los espectáculos taurinos».

«Estudiaremos la posibilidad de establecer un delito de maltrato de animales salvajes en su medio natural y una revisión de las penas al abandono de animales domésticos, y mejoras en el control de los animales domésticos y en el control de la producción de animales de consumo», señala el texto.

Desde la Moncloa, Iglesias debe decidir si impulsa el freno de la tauromaquia o deja pasar el asunto. En La Sexta dijo el martes que «toca arriesgarse y estar en las decisiones» para poder cambiar las cosas.

Un programa claro

Esto figura en el programa de Unidas Podemos en el punto 42: «Proteger los derechos de los animales. Para ello se aprobará una Ley de Bienestar Animal en la que se introducirá una rebaja del IVA de los servicios veterinarios del 21 % actual al 10 % y de los productos de alimentación animal del 10 % actual al 4 %, un incremento en la protección a través de la creación de unidades especializadas en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, la tipificación del delito de maltrato de animales salvajes y una elevación de penas al abandono de animales. Al mismo tiempo, se implementarán mejoras en el control de los animales domésticos y la posibilidad de incluirlos sin problemas en medios de transporte, centros públicos, albergues e instituciones de protección. Se mejorará el control de la producción de animales de consumo, con la instalación de cámaras, con inspecciones y con la exigencia del aturdimiento previo al sacrificio, y se pasará a métodos éticos para el control poblacional de animales silvestres. En esta dirección de garantizar el bienestar animal, se eliminarán las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal».

Y sigue el 43: «Reconocer en el Código Civil a los animales como seres que sienten. Tal y como ya se ha establecido en otros países europeos, los animales nunca más serán considerados como unos bienes cualesquiera. Esto ofrecerá mayores garantías tanto a los animales como a aquellas personas con quienes conviven cuando se encuentren en procesos de embargo, en los que los animales no podrán ser un bien más contenido en la propiedad; en situaciones de crisis familiar, en las que tendrán que tener una consideración como parte de la familia que son; y en situación de protección, en las que no se podrá obligar a las personas a separarse de sus animales, entre otras implicaciones jurídicas y morales».

1 Comentario

  1. Bien, pero la bajada del IVA es un brindis al sol, porque no hacemos nada si se baja el % pero se sube el precio para mantener el coste igual. De cada a la galería suena bien pero ya sabemos lo que pasa en la práctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.