El partido morado quiere que el Estado recupere concesiones administrativas para cumplir la ratio de una VTC por cada 30 Taxis.

Podemos propone la “recuperación de las autorizaciones administrativas” para lograr que se cumpla con la ratio de una licencia VTC  para coches de alquiler con conductor, que son los que emplean Uber y Cabify, por cada 30 taxis que hay en nuestro país.

Este hecho supondría la retirada de 11.989 licencias que actualmente están concedidas. Eso por no hablar de aquellas que todavía pueden llegar por sentencias judiciales. El recorte que proponen supondría que las licencias VTC pasarían de las 13.842 que hay en estos momentos a 2.100, que sería el número exacto de estos permisos que se necesitarán para cumplir la ratio de 1/30.

Hay más propuestas que buscan limitar el papel de las VTCs y de empresas como Uber y Cabify en la economía del país en favor del Taxi. La formación morada quiere también que “el Estado y las Comunidades cooperen” para establecer los siguientes requisitos: dos horas de precontratación, que haya una distancia mínima con el pasajero, así como de estaciones, aeropuertos o paradas de Taxi y, por último, limitar el geoposicionamiento. De este modo, el usuario no podrá saber dónde está el coche más cercano.

Este endurecimiento de la normativa VTC se justifica porque “la llegada de miles de VTC” y el hecho de que “los Gobiernos miraron hacia otro lado” han puesto “en peligro a las familias del Taxi”. Algo en lo que insistía el pasado fin de semana el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien en un vídeo conjunto con el portavoz de Élite Taxi, ‘Tito’ Álvarez, expresaba su apoyo al sector porque “luchan contra aquellos que quieren la uberización de la economía y precarizar” las condiciones de trabajo y los servicios públicos.

Tú eres nuestro mejor medio de difusión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here