Por qué la persona más rápida del mundo en resolver un cubo de Rubik es autista