La joven se encuentra en estado crítico después de que un grupo de hombres, entre los cuales estaban los dos agresores que había denunciado, la secuestraran y le prendieran fuego.

La legislación contra las agresiones sexuales se endureció en India después de la famosa violación y asesinato en diciembre del 2012 de una joven universitaria a bordo de un autobús en Nueva Delhi, la capital.

El caso provocó protestas masivas, aunque el problema sigue lejos de resolverse. Según los últimos datos oficiales, en el 2017 se denunciaron 33.685 casos de violación en India, lo que supone una media de 92 violaciones al día.

Vivimos ahora el último episodio de una cadena de salvajes agresiones sexuales a mujeres que han consternado a la India y que demuestran que todavía queda mucho camino para acabar con esta lacra y que ocurre después de una semana de protestas en varias ciudades del país por la violación en grupo y asesinato de una veterinaria, que fue quemada viva, en la ciudad de Hyderabad, en el sur del país.

Una joven india de 23 años iba camino del tribunal para testificar contra sus violadores, pero no llegó a su destino. La chica salió de su aldea en Unnao, en el estado de Uttar Pradesh (norte), para coger el tren hacia la ciudad de Rae Bareli, donde se la esperaba en el tribunal para testificar.

Ahora se encuentra en estado crítico después de que un grupo de hombres, entre los cuales estaban los dos agresores que había denunciado, la secuestraran, la llevaran a un descampado y le prendieran fuego. Tiene quemaduras en el 90% de su cuerpo y los médicos no saben si sobrevivirá.

La joven atacada había acudido a los tribunales en busca de justicia. En marzo presentó una denuncia contra dos hombres por la violación que sufrió en diciembre del 2018, a punta de pistola. La víctima pudo identificar a cinco hombres, dos de los cuales eran los agresores que había denunciado. Uno de los agresores salió en libertad bajo fianza la semana pasada. El otro nunca llegó a ser detenido.

La policía de Uttar Pradesh informó ayer en un tuit que los cinco hombres habían sido detenidos, mientras que las autoridades políticas prometieron un castigo ejemplar. “La defensa del honor de las hijas de este estado es una tarea del Gobierno. La violación es un lastre de la sociedad. No debe haber espacio en la sociedad para semejante acto. Deben tomarse severas acciones contra los violadores”, dijo la oficina del jefe de Gobierno de Uttar Pradesh, Yogi Adityanath.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.