¿Qué es un valor refugio?

Los valores de refugio son aquellos activos que, en tiempos de turbulencia en los mercados, como puede ser la actual pandemia, mantienen su valor o incluso lo aumentan. Por ese motivo, en momentos de crisis, son valores buscados por los inversores y traders para minimizar su exposición a pérdidas.

Por ejemplo, el bitcoin puede considerarse un valor refugio para invertir según diversos analistas. JP Morgan, por ejemplo, expone que los inversores como bancos, compañías de seguros, gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones, etc., que solían depositar su confianza en valores refugio tradicionales como el oro están demostrando su apoyo a monedas digitales.

La facilidad para adquirir estas monedas digitales, pudiendo crear una cuenta en Bitvavo y adquirir Bitcoin con facilidad es una de las razones de esta recomendación. El ser valores con una alta liquidez para permitir la toma de posiciones en los mismos con facilidad cuando la situación del mercado que así lo requiera es otra.

Otro valor refugio desde hace décadas (y cientos de años) es el oro, que es el valor refugio por excelencia. Echando la vista al pasado se puede comprobar cómo cada vez que hay una crisis financiera y los mercados caen, el oro tiende a subir. Por este motivo, muchos inversores lo ven como el activo de menor riesgo.

El oro es un buen lugar para invertir en épocas de inestabilidad económica y la prueba de ello es que las tiendas de “Compro oro” que germinarán como setas durante las próximas semanas como ya pasó hace años, una especie de prestamistas new-age que han sido señalados en más de una ocasión como método legal de lavado de dinero negro.

Las divisas internacionales se consideran valores refugio muy seguros. Estas monedas se caracterizan por estar respaldadas por Estados fuertes, por tener un alto valor en los mercados mundiales y por ser las más utilizadas en las transacciones internacionales.

El dólar americano es la divisa referente y sirve como base para los tipos de cambio, teniendo una gran influencia sobre la marcha económica de todos los países del mundo. El franco suizo también es una moneda de refugio segura gracias al respaldo del poderoso sector financiero suizo, Juan Carlos I lo sabe bien. El euro, la libra esterlina y el yen japonés son otros ejemplos de divisas muy fuertes.

Los valores de refugio pueden cambiar con el tiempo, por lo que es muy importante tener en cuenta que aquellos valores que actuaron como refugio en una crisis anterior pueden no comportarse igual en otra situación de crisis.