Rayos X e inteligencia artificial para evitar falsos negativos en el diagnóstico de la covid-19