Los dirigentes del partido de ultraderecha Vox, Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, construyeron entre 2007 y 2008 un bloque de ocho lofts en un solar del centro de Madrid sin una licencia de obra.

Así se recoge en el expediente municipal del edificio y confirma el Ayuntamiento de la capital a El País: «No consta la tramitación de ninguna licencia de obra en esas fechas», ratifican portavoces de Urbanismo. La única que aparece, indican, es una vieja licencia de los años sesenta para una nave en la planta baja y una entreplanta.

Los dos diputados vendieron algunos de estos «lofts» para ser usados como viviendas, pese a no ser suelo residencial y no tener, por tanto, cédula de habitabilidad o licencia de ocupación. Espinosa de los Monteros y Monasterio, de hecho vivieron en uno de los lofts con sus hijos sin derecho a ello, de la misma forma que hicieron el su mansión durante los últimos 5 años .

Espinosa de los Monteros y Monasterio aseguran a través de un portavoz a El País que realizaron la obra con la licencia necesaria, aunque no precisan cuál, y resumen que «todo se hizo conforme a la legalidad». Explican que compraron la fábrica “e hicieron una reforma para convertirla en locales de actividad profesional”. Sin embargo, no fue una simple reforma, ni mucho menos: se trató de una obra de envergadura, pues se demolió todo el edificio, se vació el interior y solo se dejó en pie la fachada.

“Se vendieron como locales, no como viviendas, lo que haya hecho luego con ellos la gente que los compró ya es cosa suya”, replican al periódico. También niegan haber residido allí

Los diputados pidieron en 2007 una licencia de acondicionamiento de instalaciones, un tipo de trabajo menor para reformas, que fue denegada: no cumplieron los requerimientos exigidos y se cerró en abril de 2009, dos años después, por desistimiento al vencer los plazos. En realidad, la obra ya estaba terminada. En septiembre de 2008 Espinosa de los Monteros ya enviaba al resto de nuevos propietarios un correo electrónico, al que ha tenido acceso este periódico, para constituir la comunidad de vecinos «ahora que ya estamos todos más o menos establecidos».

De esta manera, según el expediente municipal, Espinosa de los Monteros y Monasterio no realizaron ninguno de los trámites necesarios para una obra de este calibre, pues deberían constar en él. Para el ayuntamiento de Madrid sigue siendo una fábrica, aunque la verdad es que desde 2008 es un edificio con vecinos y oficinas.

Tras el éxito de la operación y vender todos los locales del edificio, en 2010 el matrimonio compró el chalé de lujo donde reside hoy, en el que también se han descubierto irregularidades y han estado a punto de tener que desalojar. Los vecinos de Pedro Heredia 6 se fueron empadronando en los pisos y allí siguen habitados varios de ellos hasta hoy, en propiedad y alquiler.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.