Las aceituneras de San Juan de Aznalfarache eran nueve mujeres jóvenes que fueron detenidas y fusiladas por su afiliación a UGT.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Las fotos de una de las candidatas de VOX al Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, Sevilla, han desatado la polémica. Catalina Álamo posa junto a una amiga entre risas frente al monumento de Las Aceituneras, nueve mujeres que fueron fusiladas por Queipo de Llano.

Álamo publicó la foto en facebook junto al texto “Las Aceituneras” y siete emojis de carcajadas. Las respuestas fueron inmediatas por parte de los usuarios, que le reprochan la actitud y la falta de respeto impropia de una representante política.

Catalina y su amiga contestaron: “Qué piel más fina. Con la de aceitunas que tengo yo recogías en Extremadura (risas)”, “y yo, y qué ricas las aceitunas machacás!!!”, contestaba la amiga. Catalina le respondía con un “mmmmm verdad!!! Qué ricas!!!”.

“Vomitivas…” o “Que pena que se jueguen con los sentimientos de los familiares de estas personas que aún viven aquí como niet@s y sobrin@s y fueron vilmente asesinados” fueron algunas de las respuestas.

Las aceituneras de San Juan de Aznalfarache eran nueve mujeres jóvenes que fueron detenidas por falangistas en la mañana del 10 de agosto de 1936 por su afiliación a UGT. Fueron detenidas por falangistas en la mañana del 10 agosto de 1936. Inmediatamente las enviaron a la prisión flotante del buque Cabo Carvoeiro en el Puerto de Sevilla, proporcionado a los golpistas por la compañía naviera Ibarra.

A los 66 días de su reclusión pasaron a la peor “muerte” posible por el mero hecho de ser militantes del sindicato. La mañana del 24 de octubre, el temido capitán Manuel Díaz Criado, mano derecha de Queipo de Llano firmó la saca de 43 personas del barco prisión Carvoeiro, 21 hombres y 13 mujeres, que serían asesinados ese mismo día en las tapias del cementerio de San Fernando de Sevilla.

Muchas de ellas están aún sin identificar, procedían de Alcalá del Río, Camas, Coria del Río, El Garrobo, Mairena del Aljarafe, Morón de la Frontera, Sevilla y San Juan de Aznalfarache. De esta última localidad ejecutaron sin juicio y sin haber cometido ningún tipo de delito, a 17 personas, 6 vecinos y 11 vecinas, 9 de ellas las aceituneras, que dejaron huérfanos a 9 hijos. 

Entre emojis de carcajadas y comentarios como "qué ricas están las aceitunas machacás", la fotografía junto al monumento de Las Aceituneras ha enfadado a los vecinos.
Publicidad