Rivera llega a la sede para seguir el escrutinio en una noche tensa para Cs