Según un sondeo de DYM para El Independiente, Ciudadanos perdería un poco menos de la mitad de sus votantes si se llevan a cabo la repetición de las elecciones el 10N, unas cifras que han hecho saltar todas las alarmas en la sede del partido naranja. El proyecto de Rivera, que durante 2017 y parte de 2018 ganó músculo, aparece ahora en su punto más débil, por lo que evitar las elecciones es ahora una prioridad para él.

Según esta encuesta, en las cuartas elecciones en cuatro años, Ciudadanos se quedaría con 13,3%, frente al 15,9% de las pasadas elecciones. Según el sondeo, esta sangría de votos desembocaría en el PP principalmente, aunque también tomaría la senda hasta la calle Ferraz, pero en menor medida.

El partido naranja es el único que ve mermada su tasa de fidelidad, pues tan sólo el 46% de los que se decantaron por Ciudadanos en las urnas no variarían su voto el próximo 10 de noviembre. En comparación con el resto de partidos, Vox se sitúa como el más fiel (79%), seguido de PSOE (74,7%), Unidas Podemos (74%) y PP (71,9%).

La estrategia seguida por Ciudadanos el 28 de abril, con un acercamiento a la extrema derecha y un insistente ‘no’ a Sánchez, le puede costar hasta 22 diputados a la formación. Pasaría de un récord histórico de escaños hasta la horquilla más baja, entre 35 y 30 asientos. 

Según la encuesta, los votantes de Ciudadanos son los que menos representados se sienten y su hastío por el alejamiento naranja del centro se hace patente. Hasta el 54,2% de ellos reclaman alternativas centristas. En general, el votante que se ubica en el centro político es el que más perdido se encuentra en la actualidad. Hasta un 62,2% echa de menos un partido que ocupe ese espacio tras los cantos de sirena que llevaron a Ciudadanos a la derecha. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.