La incitación al odio hacia el colectivo nazi puede ser tipificada dentro de los delitos de odio.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Los delitos de odio han sido uno de los quebraderos de cabeza para la Fiscalía del Estado. El término abarca un amplio espectro de delitos, entre ellos los aquellos motivados por factores como la xenofobia, el antisemitismo o la homofobia, todos ellos delitos cometidos con móviles discriminatorios.

Los delitos de odio afectan a un sujeto pasivo que presenta unas características propias que diferencian estas conductas de otras idénticas o similares. “Una agresión o una vejación se configuran como delito de odio si se dirigen contra un determinado grupo o individuo, precisamente por formar parte del mismo”, recoge el comunicado dirigido a los fiscales», según una circular emitida el mayo del año pasado. 

La Fiscalía señala que tampoco es un elemento delictivo a acreditar “el valor ético que pueda tener el sujeto pasivo” del supuesto delito, por lo que “una agresión a una persona de ideología nazi, o la incitación al odio hacia tal colectivo, puede ser incluida en este tipo de delitos”.

El BOE lo publicó el año pasado en la Circular 7/2019, sobre pautas para interpretar los delitos de odio tipificados en el artículo 510 del Código Penal. Mediante esta fijación de pautas se pretende ofrecer a los Fiscales unos criterios que sean lo suficientemente generales como para facilitar soluciones hermenéuticas a los distintos problemas que estas figuras delictivas puedan plantear en la práctica.

Sobre ello se pronunciaba el catedrático Jacobo Dopico a través de Twitter, que señalaba que “la Fiscalía Gral del Estado dice que incitar al odio al colectivo de los nazis es un delito de odio. No se refiere a provocar directamente a agredir a nazis (art. 17) ni a la apología de delitos contra ellos (art. 18). Se refiere a la incitación al odio a los nazis”.

Dopico apunta que las “las Circulares siempre habían sido una herramienta de primer orden para interpretar el Derecho Penal” pero que “en los últimos años va emitiendo de vez en cuando Circulares de una calidad” muy distinta a la habitual. “¿Será delito incitar al odio a aquellos cuya ideología sea apoyar a ISIS o a ETA… o a aquellos cuya ideología defienda el asesinato de “razas inferiores”, o de gente de tu país, o de tu etnia? ¿Encarcelaremos supervivientes de Auschwitz por incitar al odio a los nazis?”, se cuestiona.

Publicidad